LOS ENCUENTROS DENKBILDER

Fueron los teóricos de la Escuela de Francfort los pioneros en la elaboración de una comprensión dialéctica del arte. Herbert Marcuse, Max Horkheimer y Theodor W. Adorno nos mostraron cómo el arte bajo el capitalismo puede, al mismo tiempo, ser relativamente autónomo e instrumentalizado en favor de la sociedad existente. Toda obra de arte, de acuerdo con la famosa formulación de Adorno, es autónoma y al mismo tiempo un hecho social.1

Hoy en día, son verdaderamente escasas en nuestro país aquellas instituciones y actividades culturales especializados u orientadas hacia la teoría del arte.

Por ello, desde CanarizArte nos hemos interesado profundamente por este espacio, único en nuestro archipiélago, dedicado al análisis de las manifestaciones artísticas desde un punto de vista teórico.

Su misión consiste, por tanto, en fomentar el pensamiento y el debate con respecto al discurso crítico institucional de las artes a través de una serie encuentros y reuniones poniendo en contacto a todas aquellas personalidades y especialistas del arte (en todas sus vertientes), así como a todo tipo de público interesado en la materia, con el objetivo de reflexionar sobre dichos relatos y fomentar la investigación dentro de este campo.

­-¿Cómo se formó Denkbilder y a qué se debe el nombre que lo constituye?

Los Encuentros nacieron a partir de la necesidad de idear nuevas formas de relación e intercambio en el campo artístico local de Tenerife. A raíz de la situación económica de los últimos años, la posibilidad de generar nuevos modelos alternativos se hacía indispensable para suplir a los proyectos expositivos siempre más costosos.

 

“Denkbilder”, traducido como pensar las imágenes / imágenes que piensan,aparece a modo de estructura de narración aforística en la escritura de Walter Benjamin a partir de 1923, como una consecuencia directa de vincular la especulación y el imaginario (o la especulación del imaginario) a raíz de la influencia que ejerce el estudio del drama barroco en el autor.

Según Adorno, la palabra se incorpora al habla de la época para sustituir “Idee”, desgastada por el uso y carente de contenido. Precisamente, Denkbilder media entre la imagen visual, la palabra y la metáfora, limitando los códigos retóricos y constituyéndose como una “antiforma” llena de potencial discursivo.

Entendido desde esa cultivación del contenido, Los Encuentros Denkbilder buscan abrir un espacio gnóstico, heterogéneo y transversal que capacite una investigación desprendida y productiva desde la comunidad, favoreciendo un campo crítico y propositivo para pensar una nueva institucionalidad.

­¿Cómo accede el público a estos encuentros?

Los Encuentros cuentan con varios tipos de actividades, unas más enfocadas al tejido artístico como el Workshop que se realiza en el Museo de la Naturaleza y el Hombre o Materiales Comunes (LAB) que tiene lugar por parte de artistas en la Facultad de Bellas Artes.

Celebramos siempre también una Conversación Pública con cada invitado, abierta a todo interesado, que tiene lugar en el auditorio de TEA.

­-Ya se han llevado a cabo cinco ediciones. ¿Qué destacaría de cada una de ellas?

El balance general está siendo muy positivo, la respuesta por parte de la comunidad ha permitido garantizar la continuidad de este programa y empezar a establecer alianzas institucionales con otros centros y museos de Europa. La flexibilidad de cada edición de los Encuentros permite pensar las necesidades discursivas y adaptar las acciones en base a ellas. Cada edición es completamente diferente a la anterior, y eso nos permite tener acceso a una paleta muy variada de experiencias que se presentan muchas veces como salvavidas en medio del actual paisaje artístico de la Isla. Haber podido trabajar con Jannis Kounellis, Jesús Fuenmayor, Joseph Kosuth, Chris Dercon o Nicolás Bourriaud en tan solo tres años de vida constituye el mejor aval del programa, que aún así no deja de repensarse continuamente. Estamos siempre muy atentos a la necesidad de reformalizar el programa a diario e ir adaptándolo a las necesidades locales más inaplazables.

­-“Los Encuentros Denkbilder” suponen una evocación al contar con reconocidos invitados a nivel internacional como el de su quinta edición, el co­fundador y co­director del Palais de Tokyo en París, Nicolas Bourriaud. ¿Cómo se lleva a cabo la elección de los participantes?

En cada edición, pensamos en el contenido de sensibilidad local que queremos abordar y sumamos al interlocutor que creemos mejor proveerá de experiencias al desarrollo de los Encuentros. Al celebrarse estacionalmente, cada verano e invierno, intentamos intercalar curadores (o directores de museo), con artistas visuales y favorecer así una cadena de interacciones entre la comunidad y el invitado que reactive ciertas discusiones tematizadas que están afectando, o han afectado, a nuestro tejido cultural local. Se trata muchas veces de una oportunidad por reorganizarnos internamente ante el trabajo de un tutor exterior.

Los Encuentros Denkbilder presuponen de hecho la existencia de un interior y un exterior insular abiertamente marcados (tanto como lo están el ‘dentro y fuera de campo’ en la toma final de una imagen). Solo pensando las fisuras constitutivas de la geografía relacional de la Isla es posible salvar la distancia y trabajar en favor de un compromiso comunitario estable.

Los Encuentros Denkbilder permiten abrir la posibilidad de una estructura que piense una institucionalidad alternativa, amarrada a las condiciones de crisis económica y de lo social, y que, a un tiempo, no deja por ello de lanzarse hacia postulados de producción y visibilidad global.

Constituyen, desde esta perspectiva, el núcleo de la programación de un hipotético Museo X, donde ‘X’ es la incógnita abstracta a despejar y al mismo tiempo la señal que marca la ubicación concreta de un lugar sobre el mapa. De algún modo integrado, Los Encuentros Denkbilder operan simultáneamente sobre el territorio y su cartografía.

No se trata de acceder al debate internacional desde la isla, con la participación de líderes de opinión incontestables, sino de habilitar un marcador discursivo propio complementario e interdependiente de la especificidad local.

­ –¿Cómo se desarrollará el calendario de los próximos encuentros?

La mejor manera de estar conectado con el desarrollo de los Encuentros y conocer la programación completa de cada edición, es a través de la web www.denkbilder.org donde anunciamos la orientación temática y la programación intensiva de cada edición. Allí también estamos dejando un rastro de cada una de las ediciones, donde se puede conocer el marco teórico y las cuestiones iniciales de las primeras cinco ediciones.

Le agradecemos su colaboración y esperamos que “Los Encuentros Denkbilber” sigan contribuyendo al desarrollo del pensamiento crítico y la teoría del arte en Canarias.

Marta Ruzafa

Historiadora del Arte

Para saber más sobre Denkbilder visita:

http://www.denkbilder.org/

1 Theodor W. Adorno, Teoría estética. Obra Completa 7, Akal, Madrid, 2004.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s