RAYCO MARRERO, UN ACTOR A LA DERIVA…

Notar como los dedos de los pies se hunden bajo la arena fría, mirar hacia el horizonte e inmediatamente cerrar los ojos, sonreír, inspirar el salitre del ambiente, sentir como ese vapor de agua se apodera de tu interior; chaque y tabla en mano y, finalmente, sumergirse en un sueño de color turquesa, estar en lo más alto de la ola, y sin haberlo programado, creerse el amo del mundo…

Para cualquier isleño, el mar es tan importante como respirar, pero si has tenido la suerte de nacer en la misma orilla de la playa, el mar es tu religión…

Como decía Neruda:

NECESITO del mar porque me enseña:
no sé si aprendo música o conciencia
no sé si es ola sola o ser profundo
o sólo ronca voz o deslumbrante
suposición de peces y navíos.
El hecho es que hasta cuando estoy dormido
de algún modo magnético circulo
en la universidad del oleaje.
No son sólo las conchas trituradas
como si algún planeta tembloroso
participara paulatina muerte,
no, del fragmento reconstruyo el día,
de una racha de sal la estalactita
y de una cucharada el dios inmenso.

 ¿A qué viene esta mezcla de mar y letras? Pues a las maravillosas palabras que nos concede nuestro siguiente artista, Rayco Marrero, un chico con la inmensa fortuna de haber nacido y crecido en la mítica zona de la Cícer, junto a la playa de Las Canteras; pero no la de hora, que vive protegida bajo la atenta mirada de nuestro maestro de la música, Alfredo Kraus, si no de aquella en la cual el surf comenzaba a ser una práctica habitual entre los bañistas, en la que llegar al mar, suponía toda una odisea descendiendo entre montones de escombros y tierra, y por supuesto, aquella en donde te sentabas con las piernas colgadas a pasar el rato con los amigos, (además de otras sustancias).

Sí, aquella Cícer dura de los ochenta, pero en definitiva, la auténtica.

 ray1.jpgCome ves, Rayco parece ser un chico de barrio como otro cualquiera, pero en esta historia, algo se sale de lo habitual. El mar fue su fuente de inspiración mientras vivía en la isla, pero cuando la abandonó durante diez años para formarse como actor, su recuerdo le sirvió de ayuda para dar esa fuerza a los diferentes personajes que debía interpretar.

A su vuelta, trabajó muy duro para hacerse un hueco dentro de nuestro panorama cultural. Hoy en día continúa sus estudray2.jpg.pngios en La Escuela de Actores de Canarias.

Por si alguien tenía alguna duda, el Teatro es su verdadera pasión, y conociéndole, no tardará demasiado en cumplir sus sueños.

 

 

Rayco Marrero, te damos la Bienvenida a CanarizArte. Debo decir que llegaste a nuestras vidas por casualidad, pero te elegimos a propósito…

¡Hola CanarizArte!

Además del mar, eres un enamorado del Cine y el Teatro ¿Recuerdas cuándo comenzaste a sentir pasión por la interpretación?

Sinceramente no, simplemente recuerdo estar perdido allá por Granada, cuando vi un curso de payaso y comencé mi andadura. Aunque también me acuerdo de un espectáculo de Stomp en El Festival de Teatro y Danza de Las Palmas, que por aquel entonces me llevó mi tía Magda (ella era bailarina y seguramente influyó bastante) y dije: “me encantaría saber que se siente al estar en un escenario”. Pero a donde quiero llegar es que, yo nunca sentí esa afición, incluso he dicho alguna vez que llegué al teatro para alejarme de mí y ocurrió lo contrario, encontré una generosa vocación… después ha sido una relación de Amor-Odio.

¿Cuáles son tus estudios profesionales y donde los has realizado?

Comencé mi formación en Granada en un Centro de Investigación Teatral, El 5º Espiral, donde estudié el arte del payaso, el teatro y sus prácticas callejeras de la mano de Paula Susperregui, Paulo Sciutto y Alexander Coelho. Ellos me presentaron el teatro como una forma de entendernos a nosotros mismos y a los demás, conocí el teatro en forma de ritual, de responsabilidad, de que es algo sagrado, no es un oficio cualquiera. Me enseñaron a amarlo con todas mis fuerzas y amarlo sin egoísmo como bien dice Stanislavski.

ray3.jpg

Luego decidí ir a Madrid a especializarme en el Teatro Gestual, así que elegí la Escuela Internacional de Mimo y Teatro Gestual Noveau Colomber dirigida por José Piris y Claudia di Siato, los cuales me enseñaron a confiar en mí, a esculpir el aire y a ser humilde (la última lección la sigo trabajando). En esta escuela me enamoré de la Comedia del Arte, así que cogí las maletas y me fui a ampliar mi formación en la Scuola Internazionale dell Attore Comico en Italia, dirigida por Antonio Fava. Este señor me dijo bien claro que yo era un Pulcinella en todo regla y que la Comedia Continúa.

ray4.jpg

Continúe mi periplo estudiando Cine en Cinemaroom “Acting Studio” dirigida por Christhopher Geitz y Mar Sampedro (Madrid), los cuales trabajan el método meisner y me transmitieron que no perdiera mi hermosa locura y mi verdad.ray5.jpg

Y seguí estudiando como Payaso con: Philippe Gaulier, Gabriel Chamé, Chisthoper Tellier, Alex Navarro y Carlonine Dreams, Pepe Núñez, Jesús Jara, Pin Pon Clown.

…Finalmente proseguí mi formación con Maestros como: Fernando Piernas, Secun de la Rosa, Carlos Alonso Callero, David Planel, Juan Berlanga, Alejandra Graf, Emilio Goyánes, Iñaki Gómez, Antonio Cabello, Arturo Bernal, Diana Bernedo, Isabel Torón, Mingo Ruano y José Luis Massó.

ray6.jpg

¿Qué personas o momentos de este período han marcado tu vida?

Muchos maestros, directores y profesores que confiaron en mí, sobre todo los que me transmitieron el valor de equivocarme, de que para ser buen actor primero tienes que ser mal actor, a quitarle importancia a lo que haces siempre que lo hagas con rigor y respeto. Los que me enseñaron el placer de jugar a divertirme, los que me brindaron el abrazo en esos momentos de inseguridad.

ray7.jpgPero de los que más aprendí, fue de mis compañeros de viaje, Los Estupendos Estúpidos, la primera compañía en la que trabajé y La Segunda Camada de la Escuela de Piris.

Los Estupendos me acompañan a día de hoy, antes de actuar siempre canto y me imagino con ellos, me educaron en esto del teatro y de alguna manera siguen vivos en cada cosa que yo hago, porque creo les debo todo.

Uno de tus géneros preferidos y por el que sientes un profundo respeto, además de la admirada Comedia del Arte, es el famoso Clown o Payaso. ¿De dónde viene la fascinación por esta temática?

Del payaso fue de lo primero que me enamoré, pero tampoco les sabría decir. Cuando empecé a estudiarlo dije ¡Guau..!. Ser Payaso es verte desnudo, sé busca lo más auténtico, el verdadero Rayco, evidentemente luego se busca la comicidad, pero cuando empiezas a profundizar son trabajos de desaprender lo aprendido, verte tal cual eres con tus defectos y virtudes, aceptar.

Encontrar mi vulnerabilidad, abrir el alma, eso fue lo que me volvió loco del payaso, luego ya viene el hecho de jugar, liarla, pasarlo guay, pero es sorprendente conocerte. Así me enamoré del payaso. Mi admiración es la técnica, ser un buen payaso cuesta la vida, saber llegar al otro, mirar de verdad, los tiempos, el imaginario, la locura.

¿Cuándo cobró vida tu personaje de payaso, Ricardo solo Ricardo?

Ricardo nació el segundo año de mis estudios como Payaso, tampoco sé porque le puse Ricardo solo Ricardo, pero me encantó, fue cerrar los ojos e imaginarme de pequeño, incluso cuando estoy piripi sale mucho de Ricardo. Es ese tipo arrogante, elegante, gamberro, pillín, loco, muy loco…travieso pero con una hermosa bondad, que se la mete doblada a cualquiera. Creo que sale el Rayco de la calle, el que se las sabe todas, el espabilado, el niño de Guanarteme de toda la vida, pero a la vez con una mi inmensa ternura.

 ray10.jpg

¿Se podría decir que cuando te subes al escenario con tu nariz roja te desnudas por completo a pesar de llevar tu vestuario de payaso?

Sí, sale mi franqueza y suelo decir lo que me viene en gana, aunque normalmente también lo hago.

¡Cuéntanos alguna experiencia especial que hayas vivido dentro de este personaje!

Con Ricardo solo Ricardo, lo más increíble fue trabajar durante un año como payaso de hospital en la planta de oncología en el Hospital Virgen de las Nieves (Granada), con Titiritas Humor y Salud. Fue una experiencia increíble tener la posibilidad de conocer el poder de la risa.

ray11.jpg

A tu regreso a Canarias has intervenido en muchos trabajos, ¿Podrías hacernos una pequeña síntesis de aquellos más destacados? ¿Qué han supuesto en tu carrera profesional? Según la crítica, Las Rameras Errantes fue de lo más divertido y además llegaron a representarlo en uno de los edificios más emblemáticos de la isla como es El Gabinete Literario

7 Textos para 7 Trincheras, dirigido por Carlos Alonso Callero, y trabajar en tres montajes con Jorge Reyes. Ha sido un regalazo conocer a Jorge.

Las Rameras era un espectáculo muy divray13.jpgertido donde podías ver como cuatro prostitutas recitaban poesía. Hacía que se me pusiera los pelos de punta. Mi personaje era un transexual que acompañaba a cuatro pedazos de actrices.

Como podemos comprobar, en tus interpretaciones existe una inmensa variedad de personajes, ¿Existe alguno que haya sido especialmente difícil de ejecutar?

El Superfollón ha sido el más complicado, sobre todo por el texto, era entre español, italiano y francés. Pero teniendo como director a Jorge Reyes no hubo problema, hizo que todo estuviera en orden.

¿Cómo ves el panorama teatral en Canarias?

Canarias creo que está lleno de artistas en general, donde quiera que vayas encuentras gente muy preparada. Compañías con una trayectoria alucinante, mucha gente nueva trayendo nuevas propuestas y programaciones que ya quisieran muchas ciudades de España. Para mí lo único malo, es que no tenemos cultura de ir al teatro, aunque por otro lado, sigo manteniendo la esperanza porque concibo el teatro como algo necesario.

Tu formación supuso marcharte fuera de casa durante un tiempo bastante prolongado ¿Qué fue aquello que más echaste de menos?

ray14.jpg

A mí abuela y mis amiguitos de la playa y ¿cómo no? el sonido de las olas.

 

 ¿Qué consejos le darías a todos aquellos jóvenes que al igual que tú, se sienten identificados con el mundo de la interpretación?

Que se pongan en buenas manos, creo que todos somos capaces, lo más importante es tener buenos docentes, lo demás es cuestión de hacer, tratarse con cariño, tener muchas ganas de estudiar, cuestionar y entender que es una carrera de fondo. Y por último ilusión y mucho coraje.

 Muchos piensan que ser actor requiere estar hecho de otra pasta. ¿Qué es lo que hace que un actor sea un “ser especial”, diferente?

Desde mi punto de vista, un actor tiene que transformarte el alma, te tiene que tocar. Soy muy exigente cuando veo teatro, creo que generalmente, en Canarias sobre todo, existe una tendencia a sobreactuar de la cual yo me alejo. A mí me gusta sentir de verdad, poder imaginar o revivir tal circunstancia que hace que mi trabajo sea sincero. Esa es la esencia del teatro, quizás viene de mi formación con argentinos que trabajan mucho la verdad, y personalmente me encanta. Lo otro, siendo honesto, me parece un pasteleo, pero bueno, es válido también.

Y en Canarias, actores de otra pasta desde mi punto de vista son: Guacimara Correa y Mingo Ruano.

Tienes un proyecto entre manos llamado Anartistas ¿Quiénes lo componen y donde podemos seguir este magnífico grupo de actores?

Actualmente estudio en la Escuela de Actores de Canarias, allí encontré a tres jóvenes con un talento descomunal (Javier Ortega, Jacobo Santiago e Isaac Dos Santos). Hace apenas dos meses decidimos montar Anartistas, la cual es:

Una panda de indomables actores caprichosos con ganas de hacer, sin mayor pretensión que la de jugar, una Compañía de Anartistas.

Estrenando nuestro primer espectáculo, Salvajes, hace escasamente unas tres semanas. Ahora continuamos montando nuestros próximos proyectos porque hemos venido para quedarnos. Nos pueden seguir por Instagram y Facebook.

ray15.jpg ¿Qué supondría para ti vivir de la interpretación, del teatro, en definitiva, del arte?

Maravilloso y lo voy a conseguir.

El pasado día 30 de enero ganaste la final del concurso de Monólogos del Mercado del Puerto representando Juglarías[1] y este agosto, uno de tus compañeros de Anartistas, Jacobo Santiago, ganó el premio al mejor actor la noche que actuaron en el concurso de Microteatro en El Bambalinón con el texto SALVAJES. ¿Ves recompensado tu trabajo y esfuerzo en momentos como esos?

No creo que sea una recompensa, viendo lo que suelo ver, pero me alegro porque simplemente me encanta ganar, sea lo que sea. Al final los premios no creo que digan mucho, pero sí es verdad que se agradecen. Desde hace poco he comenzado a pensar que al final lo único que tienes que hacer es entretener y divertir. Ganar, ya me da igual. Lo único que quiero hacer es Teatro.

Te felicitamos desde CanarizArte como actor y maestro teatral. Esperamos de corazón que sigas cosechando el doble de éxitos que hasta ahora. ¡Te lo mereces! Gracias por estar con nosotros.

Muchas gracias a CanarizArte y como dice Lorca, que entre al teatro el público con alpargatas y se acabe con la decadencia de éste.

ray16.jpg

Si quieres conocer más sobre el actor Rayco Marrero visita:

www.raycomarrero.com

https://www.facebook.com/anartistas.teatro/photos?ref=page_internal

Para verle en acción, te recomendamos esta estupenda puesta en escena en homenaje a la Cícer.

https://www.youtube.com/watch?v=zmXtqSaduGc

[1] You Tube. Juglarías. Concurso de Monólogos del Mercado del Puerto <https://www.youtube.com/watch?v=N_gCf0jUhr8&feature=youtu.be&gt;

Marta Ruzafa

Historiadora del Arte

Fotografías cedidas por Rayco Marrero

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s