ARTEMAGES. Palabras que a veces son colores

En la tarde de ayer, tuvo lugar en el Centro de Iniciativas Culturales de la Caja de Canarias (CICCA) la presentación del catálogo “ARTEMAGES. Palabras que veces son colores. Leyendo a José Saramago”, exposición proyectada por “Apresto Colectivo de Arte”. Este grupo creativo está compuesto por los artistas Roberto Batista, Gloria Díaz, Pedro Raidel y Silvia Ramos, que desde hace doce años ponen en conjunto sus ideas para crear discurso expositivos en torno a un tema común.

En esta ocasión, “ARTEMAGES” –que ya pudo verse en el Centro de Arte La Recova, en Tenerife, a mediados de este año- ha sido comisariada por la Catedrática en Historia del Arte María de los Reyes Hernández Socorro. Inaugurada el 22 de septiembre, la exposición finaliza hoy 11 de noviembre con la presentación del catálogo como colofón, tras acoger a un millar de visitantes.

El acto ha sido presidido por el Director General de la Fundación Caja de Canarias, Fernando Fernández, quien presenta la entidad como un espacio abierto a todos los artistas, donde la difusión de la cultura es un objetivo básico para esta institución. Con la ausencia de Pedro Raidel por motivos laborales, los artistas agradecieron la estupenda acogida que ha tenido la muestra. Roberto Batista, que convivió con los visitantes durante un mes, reafirma el éxito e interés mostrado por el público: “Es una exposición que a parte de muchas de obras también tiene texto, y he visto que mucha gente se ha leído el texto y se ha aproximado a las obras y me preguntan cosas sobre cómo hemos llevado a cabo el proyecto, por qué surgió y cómo y el futuro que el proyecto tiene”. Sobre la relación con la lectura de José Saramago apunta: “Creo que introducirse en los textos de Saramago te lleva directamente a preocuparte por los problemas del mundo y sociales tal y cómo él lo hizo en su obra y el compromiso social que adquirió siempre”.

María de los Reyes Hernández, recuerda la historia de fundación como la primera sala de arte importante de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria; que hoy día sigue cumpliendo su función como gestora del patrimonio cultural y organizadora de exposiciones. La importancia de este evento no sólo radica en la lectura de Saramago, su “traducción” a las artes plásticas y la importancia de la institución que acoge las obras, sino de un hermanamiento entre islas, donde artistas de Tenerife y La Palma exponen en Gran Canaria con un catálogo diseñado por el lanzaroteño Tomás Pérez-Esaú.

dscn1167_378

Más de un centenar de piezas han ocupado el edificio del CICCA durante estos meses. Los textos de quince libros acompañan las obras, algo que facilita la lectura plástica e interpretativa como resultado de dos años de trabajo, investigación y experimentación. Afirma la comisaria que “leer a Saramago es difícil, él habla de todos los problemas de la sociedad actual, problemas que están candentes. Imagínense lo que es traducir eso en un lenguaje plástico. Es muy complicado”.

Cada uno de los artistas ha hecho su propia lectura, dentro de su estilo y maneras de hacer. Roberto Batista lo hace desde la abstracción, con cuadros de gran formato descodificando la realidad para invitarnos a leer otro Saramago distinto, pintado: “cosifica el ser humano, cosifica los pensamientos, los sentimientos de una forma totalmente abstracta pero a la vez también real” –dice la profesora Hernández-. Entre las lecturas que han inspirado al artista palmero, destacan “La balsa de piedra”(1983), “Ensayo sobre la ceguera”(1995), “Manual de pintura y caligrafía”(1977) o “El hombre duplicado”(2002), entre otras.

dscn1169_380

Acuarelas de pequeño formato. 2015

Gloria Díaz reinterpreta parte de la colección de cuentos pertenecientes a la obra “Casi un objeto” (1978) de forma realista. Destaca la serie dedicada a “Centauro” donde la mitología cobra protagonismo con una interpretación de corte surrealista. Por su parte, la serie “Silla” ilustra el desplome de la dictadura portuguesa encabezada por Antonio de Oliveira Salazar, desde una silla que es destruida por la carcoma hasta hacerle, literalmente, caer.Con “Reflujo”

whatsapp-image-2016-11-11-at-13-17-41

Detalle de “La Silla I”. 2015

la crudeza social se hace visible en una ciudad donde conviven clases afortunadas con un pueblo llano que tendrá su mismo destino. La muerte, a modo de vanitas barroca, es explicada así en el cuento de José Saramago y recogida en el catálogo por la artista: (…) Cuatro grandes ciudades se interpusieron así entre el reino y el cementerio, cada una vuelta a su punto cardinal (…) (…) Estas cuatro ciudades eran cuatro barreras, cuatro murallas vivas con las que el cementerio se rodeaba y con ellas se protegía”. 

Pedro Raidel se basa en “El viaje del elefante” (2009), explica María de los Reyes Hernández que: “es la alteridad del hombre, es el camino del hombre, de la vida el que ve Saramago y así lo representa Pedro Raidel en toda una serie de formatos de madera que pueden indicar la dureza de ese viaje durante durante todo ese tiempo”. Los elefantes de Raidel se humanizan, reflejan las emociones a través de sus ojos, posturas y pliegues de la piel, en enfoques que a veces son detalles de orejas, patas o cuernos; en ocasiones perfiles y en otras representaciones del cuerpo completo del grandioso animal. Obras que en conjunto reflejan la dureza de un viaje transcontinental, desde Asia hasta Europa, en el que por designios de Juan III de Portugal, el animal -llamado Salomón- debía llegar a manos de su primo Maximilano de Austria a modo de presente.dscn1168_379

Silvia Ramos trabaja en torno a la obra “Cuadernos de Lanzarote” (2001), donde Saramago relata su vida en la isla a través de su entorno, amigos y paisajes. Sobre su interpretación cuenta la comisaria que se trata de: “un paisaje telúrico, un paisaje que ya no existe, ese paisaje maravilloso de Lanzarote con tonalidades de todo tipo de coloraciones: verdes, rojizas (…) representa el origen, representa a ese Lanzarote fuera del turismo, a ese Lanzarote donde no hay figuras humanas, sólo el paisaje. Ese paisaje que nos recuerda a Friedrich (Caspar David Friedrich, romántico alemán) cómo contempla el paisaje desde el interior, desde el sentimiento. 

img_5725

Conjunto de obras S/T. 2015

El evento concluye con un mensaje claro: la soledad del hombre expresada por José Saramago es fielmente recogida en las obras de Batista, Díaz, Raidel y Ramos. Ahora, el catálogo será testigo irrefutable del duro trabajo realizado en este ambicioso proyecto. Un paseo exquisito a través de óleos, acuarelas y grabados que aspira a salir de las islas con destino a Lisboa, donde tiene su sede la Fundación José Saramago. Deseamos que así sea.

WhatsApp Image 2016-11-11 at 14.11.14.jpeg

 Aldara Santana.

Historiadora

(Fotografías: CanarizArte Difusión Cultural)

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s