“Cándido Candide” Exposición colectiva en la Sala San Antonio Abad

Voltaire se pasea por las calles de Las Palmas de Gran Canaria 240 años después de su deceso. Su alma fue transferida en forma de notas musicales, de la mano del compositor estadounidense Leonard Bernstein, a la opereta Candide, donde la filosofía del pensador francés en su escrito homónimo sirvió de inspiración para llevar este libro a los escenarios.

Este pequeño trozo de tierra en el Atlántico fue frecuentado por Bernstein, como lugar de reposo y quizá donde se encontraba con sus musas. ¿Aún no le conocen? Si les digo que fue el compositor de “West Side Story” comenzarán a tararear “yo tengo un tío en América” como un martillo en la cabeza. Aunque ya ha sido homenajeado en alguna otra ocasión, nunca se había hecho como en esta exposición “Cándido Candide”, tampoco había cumplido cien años antes, por lo que la ocasión se presenta perfecta para unir las artes plásticas con la música.

La Sala San Antonio Abad, gestionada por el Centro Atlántico de Arte Moderno, acoge una serie de interesantes propuestas interpretativas de la obra de Bernstein, donde un nutrido grupo de artistas canarios muestran, a través de su filtro artístico, este canto a la positividad que es Cándido.

Los protagonistas de este homenaje son Juan Carlos Batista, Karina Beltrán, Laura Gherardi, Martín y Sicilia, M. Nieves Cáceres, Carlos Rivero, Paco Rossique y Alexis W. Con estilos marcados y soportes diversos, ofrecen su visión de la obra del concertista. Su comisario, Luis Francisco Pérez, nos muestra la selcción así:

La exposición está dividida en dos plantas, con un discurso ameno e individualista. Las obras, a pesar de tener el hilo conductor de su inspiración, dialogan con el espectador, pero no entre ellas. Visualización y sonoridad son indispensables en estas expresiones artísticas. En ocasiones las obras nos hacen girar la vista por su sonido, como en el caso de los vídeos de M. Nieves Cáceres, con sus cencerros de fondo o el de Alexis W., con su pieza de video arte. En otras, no sólo nos trapa la estética, sino las “Palabras Menhires” de Paco Rossique, que, lejos de ser una obra silenciosa, no hace más que hablarnos para invitarnos a reflexionar.

Si nos vamos a formatos más clásicos, tenemos que hablar de la obra de Carlos Rivero, que nos presenta a un Cándido exhausto y naif. Por su parte, Juan Carlos Batista sale del tipo de presentación al que nos tiene acostumbrados, la escultura, para atreverse con la impresión digital de una topografía floral y romántica inspirada en la obra de Voltaire. Mientras tanto, Martín y Sicilia nos invitan a mantener una actitud positiva ante la edversidad.

La segunda planta acoge las fotografías e instalación de Karina Beltrán, donde los mundos de la abstracción y la figuración se entremezclan para aludir al universo de Berstein. Antes de acabar nuestro recorrido, Laura Gherardi nos presenta tres piezas en técnica mixta que salen de las paredes de San Antonio Abad para acercarse a nosotros. Concluimos nuestra visita con el visionado de la pieza de Alexis W., que nos incita a la reflexión en el camino de la vida usando como metáfora un barco cargado de personas muy dispares, que han dejado huella en el mundo y que han marcado a las personas que han pasado por su vida. El camino de Cándido.

Esta exposición podrá ser visitada hasta el 21 de octubre, y está acompañada por una serie de actos-homenaje al compositor Leonard Bernstein, en el primer centenario de su nacimiento.

Aldara Santana

Historiadora y Gestora del Patrimonio Cultural

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s